Soliloquios: Cuatro poemas de Manolo Marcos

Por: Manolo Marcos

Fotografía por Fernando Montiel Klint

 

Vivir sucesivamente 

Libre de las mil complejidades que espían el alma,
seré un gato esta noche.

Me peinaré con una raspa de sardina.
No llevo bien a las personas
que se beben el agua de colonia.

Tengo buena amistad con
un chimpancé que lee el periódico.

Trabajo en una sucursal
de la carroña,
me obligan a llevar
traje de buitre.

 

Remedios caseros contra la ansiedad

No vigile nunca a sus semejantes,
a lo sumo limítese a atarles los zapatos.
El interruptor de la luz es verdad.
La dialéctica de Dios es hablar entre líneas,
no se le ocurra imitarle.
Dios es camaleón en calma.
Para ser poeta del cambio,
primero hay que pasar por la etapa:
ubicuo mentor del absurdo.
Prefiera medusa aunque pique.
La ansiedad es verdad,
deje que se pasee por el salón y acaríciela
cuando se acerce a carantoña con usted.
La nada nada fatal, no se acerque a socorrerla o
morirá usted por nada.
Nada más. Eso es todo.

 

Sujeto trascendental en bicicleta

Pase por aquí,
para el caso podríamos
si le parece bien:
amarrar la lluvia al cuello de un perro,
sofocar el aullido lento donde los charcos,
derribar los muros que nos miran con una plétora de ojos.
Los muros tras los que alienta
el pan sagrado moribundo,
aún caliente,
en la mesa de esta carpintería
metafísica.

No se preocupe,
de cintura para arriba
le diseñaremos
unas alas a medida
por si se le pincha una rueda
o las dos.

 

Poema para tirar a la basura

¿Para qué sirve el cuerpo?

Yo he colgado el mío en el armario
a la espera de un tiempo
donde me dé la luz de lleno en la piel.

En una percha está,
sellado con caricias que no pueden borrarse.
Este que me acompaña es una sombra
que duerme en pasillos de hospital
y se alimenta de palabras que encuentra en la basura.

Me ofrecieron un prelavado
con sosa cáustica,
cambiarme el corazón por una jaula.
Soy hombre de energía,
mis recuerdos son pasto para buitres
y me lavo la cara con lágrimas de santo.
La droguería de la esquina es,
a tal efecto,
muy competitiva.

 

*Los poemas pertenecen al libro Tácticas de payaso, Ed. Tigres de papel, 2015.

One thought on “Soliloquios: Cuatro poemas de Manolo Marcos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *