Soliloquios: Tres poemas de Eduardo Castillo

Por: Eduardo Castillo

Fotografía por Fernando Montiel Klint

 

I.

Una imagen del pasado
es un pasado sin imagen.
Papá, por ejemplo,
cuando dejó de arreglar el jardín
abandonó accidentalmente sus manos en la tierra.
Meses después,
papá y jardín,
diluyeron fertilidad en las ramitas de un pino
que todavía sobresale frente a la ventana de mi cuarto.

II.

También dejó de arreglar el librero.
Se empolvó el rostro,
no quiso salir los domingos
y destrozó, por accidente,
un sinnúmero de las porcelanas habidas en el repertorio.

Mamá dice
que de eso están hechas sus manos.

III.

Una imagen del pasado
es papá, machete en mano,
dando forma al desértico jardín
que hoy hace las grietas menos tímidas del suelo.

 

 


 

Crátilo quiere decir silencio.
Es el silencio conveniente.

Hay que poner en duda
si ese es su nombre
y por qué es ese su nombre.
¿Por qué no mejor Leónidas,
u Owen
quizá mejor Auxiliadora?

Crátilo quiere decir “sí” con un dedo.

Por la tarde yo le digo que le estimo
le digo, te estimo,
te estimo mucho,
quiero ser como tú.
Crátilo quiere decir “no” con un dedo.

Crátilo soy yo
cuando te hablo con los dedos entumidos
y pregunto sin voz frente a la cámara

¿No te gusta más el nombre de
SumisaObedienteEn4?

 


 

Cualquier vendedor ambulante lo sabe

                               Todo nuestro conocimiento nos acerca a nuestra ignorancia,
                             Toda nuestra ignorancia nos acerca a la muerte

                                                                                            T.S. Elliot

 

Una roca
bien acomodada debajo de
dos ladrillos
siempre puede ser
una
linda tabla de surf.

Sabemos todos
cuánto se ignora en
las olas
y esperamos eso

porque
para qué queremos saber más.

 

One thought on “Soliloquios: Tres poemas de Eduardo Castillo

  1. Ah mi joven poeta!
    con madera de escritor
    con corazón de papel
    con pensamientos que forman nubes de mil formas
    que me gustaría descubrir!

    Ah mi joven poeta!
    con mirada de hombre
    sueños de niño
    osadía de viajero que busca hacer el mundo suyo
    con espíritu aventurero!!

    QUE BONITO ESCRIBES!!! ESO ES EN VERDAD LO TUYO, NO ABANDONES TUS SUEÑOS PORQUE LA VIDA ESTÁN HECHAS DE SUEÑOS Y EL DÍA QUE DEJAMOS DE SOÑAR, DEJAMOS DE VIVIR!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *