Analfabetos. «Alabado sea nuestro plagio cotidiano»

Por: Fabrizio Cossalter

Imagen por Filippo Scòzzari

«EN LA PRÓXIMA BATALLA LO VUELVO A HACER. OLÉ»
Filippo Scòzzari
Antiguo surrealista checo, disperso en una playa de Rimini durante la Primavera de Praga. No sobrevivió al regreso del PRI y a la llegada de un Commander in Chief negro y de un Papa comunista. Al robarle su Pinocho, le dedicamos nuestras payasadas

«EN AMÉRICA LO LLAMAN PLAGIO. EN FRANCIA LO LLAMAMOS… HOMENAJE»
Jean-Luc Godard
Retro-paracaidista suicida. Vivió demasiado

«VIVIERON INFELICES PORQUE COSTABA MENOS»
Leo Longanesi
Espina demasiado inteligente como para convertirse en grano. Murió muy pronto

«LA SITUACIÓN ES GRAVE, MAS NO SERIA»
Ennio Flaiano
Virrey Marciano de La dolce vita. Nadie quiso morir en su lugar

CUTRE MADRE

Las vanguardias históricas han triunfado, por fin. Entre los misterios de la lógica de nuestra capital fatal -¿por qué Mancera gana siempre si se equivoca en todo?- surge con fuerza el pulso inestable del mao-dadaísmo. No, no me refiero al mortífero aburrimiento de La Velada Semanal, con sus conexiones vasco-vasconcelianas, sino a la abierta, húmeda, sincera ginecología del Porno-Gráfico, el único diario que nos dice la verdad, aunque sea a tetas, culos y balazos.

COACHING

La terapias breves -hoy en día tan en boga- tienen algo nauseabundo, expulsivo, como si la cura consistiera -horribile dictu- en la parcial o total deyección del pensamiento y la conciencia de sí. ¿Y la literatura? Extramuros, o algo así. Los dueños de los talleres mecánicos, mientras tanto, se forran. Cada cien habitantes hay un escritor, según decía nuestro Marciano.

ESCRITORES

Genitales o uterinos, mezcaleros o abstemios, son todos de IZQUIERDAS (menos Christopher Domínguez Michael, Deo gratias). Problemón. Todos tienen éxito, relativo o relativo, público o privado, ministerial o editorial. En la Ciudad de México nos harían falta más bien unos buenos plomeros (y lo digo por experiencia, tuve dos fugas -aguas negras- en los últimos tres años). ¿Por qué lo hiciste Paco Ignacio? ¿Por qué te vendiste a las sirenas del capitalismo financiero? ¿Por qué te dedicaste a una literatura tan negra? ¿Por qué no pusiste tu facundia al servicio de los profesionales de los excusados? ¿No te merecemos? De vez en cuando -si es que Morena y los supuestos maestros nos dan permiso- quedo con mis camaradas delante del hemiciclo a Juárez. Nos llamamos «LOS AFECTADOS POR UN SISTEMA DE LAS AGUAS TAN MALO, POR UNA LITERATURA TAN MEDIOCRE, POR UNA CRÍTICA TAN CORTESANA». Nadie nos hace ni puto caso. Tal vez sea mejor así. Entre nosotros abundan los falsos plomeros, los jubilados, los tontos y las feas.

MORDIDA

PRIMUM VIVERE, DEINDE PHILOSOPHARI

Primero pagar, después pensar
Primero pagar, después aparcar
Primero pagar, después follar
Primero pagar, después recordar

PRIMERO PAGAR, DESPUÉS SEGUIR PAGANDO

Primero publicar obra, después aprender a aparcar libros
Primero cobrar beca, después extraer maravillosos jugos de cerebro maravilloso (donde hay quiasmo, hay orgasmo)
Primero Doctores, después Condesa (si es que nos sobra presupuesto)
Primero Policía, después Cultura (si es que NO nos sobra presupuesto)
[DESPUÉS DE ESTA OBRA MAESTRA ME RETIRO]

One thought on “Analfabetos. «Alabado sea nuestro plagio cotidiano»

  1. WOW !!! Me quede sin habla ante lenguaje tan elevado, al que no estoy acostumbrada, pero me fascinó, qué maravilloso cuando salen las palabras tan fáciles, con qué elocuencia, ojalá sigas escribiendo para deleitarnos… Felicidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *