Soliloquios: Cuatro poemas de Norberto de la Torre

Por: Norberto de la Torre

Fotografía de Irving Penn.

 

Para guardar un elefante en el salero debes seguir las instrucciones

1. Coloca un elefante en la cuchara
2. El salero debe ser de vidrio de Murano
3. Todo se hace bajo la tenue luz de un cuarto oscuro
4. Pronunciarás un extraño mantra
5. Concentrarse hasta saber que no existe el elefante

Tengo el universo en la punta de la lengua,
dice Wittgenstein,
y la lengua metida en el salero.

 

El porqué de la unidad en los poemas

Algo tiene que ver el caracol con un engrane roto
y se trata de buscar el hilo.
El jurado afirma que la unidad es importante,
que si aparece un perro negro
debe cumplir una función en el contexto,
una razón para pulir el libro.

Todo tiene sentido en una epístola.
Sólo puedo redactar fragmentos.
El perro no importa, ahí está, nada más,
como la música de fondo,
como un caballo azul en el paisaje,
como un extraño pez en el corazón de un árbol.
El sentido no está: el relojero es ciego
y el perro aparece porque sí,
sólo porque puede,
junto a una bala de color naranja.

 

Fotografía Nº 3481

Admito que la fotografía es muy rara:
un tatuaje en el nudillo del cordial;
una vena y un gato;
una tienda de poyos;
un tipo que interpreta un mapa en su zapato;
dos grullas y una cortina de humo.

Tomar fotos al azar no garantiza el resultado,
pero desde luego es usual
en los grupos de turistas japoneses
y en los selfis disparados en el salón de los espejos,
ahí donde un reloj despertador,
un vaso, una dentadura
y un retrete.

 

Fotografía  D-24013

La vida es improbable sobre la cresta de una luz quemada,
por ejemplo la huella de algún vaso,
una semilla en la casa del borracho,
un volado de noventa bolas,
¡Bingo!

Aquí va un verso en el que baila un trompo;
una procariota en un jardín de plata,
un cisne negro bajo la mancha de óxido.

Puedes incluir las instrucciones para mirar naranjas
o un poema de pronto;
cara o cruz
en plena Plaza de Armas:
la vida es improbable siempre.

 

 

3 thoughts on “Soliloquios: Cuatro poemas de Norberto de la Torre

  1. … y la lengua metida en el salero…. Del porque de la union de los poemas. Me impacto. Fotografia 3481. …una tienda de payos…jajajajajajaj Fascinantes los cuatro Poemas.

  2. El manejo de la metáfora tiene un sello muy personal siempre conducido por su lenguaje inacabable, que nos permite gozar de forma particular su universalidad.
    Como siempre maestro: felicitaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *