Sobre el DIY o de cómo hace falta más disciplina en la vida

Cuanta ciudad, cuanta sed, y tú, una mujer sola [1]  Luis Alberto Spinetta   Estaba haciendo cuentas con una amiga hace rato. ¿Hacer tu propia leche de almendras sale más barato que comprar las marcas del supermercado? Si por cada vaso de leche se necesitan 8 almendras, entonces hacen falta 32 almendras para hacer un litro. ¿Cuántas almendras tiene un kilo? ¿130? ¿150? Si el kilo está aproximadamente a $400 Ver más …

Correspondencias: Anne Carson Pt. 1

  Short Talk on Hopes Anne Carson Soon I hope to live in a totally rubber house. Think how quickly I will be able to get from room to room! One good bounce and you’re there. I have a friend whose hands were melted off by a firebomb during the war. Now, once again, he will learn to pass the bread at the dinner table. Learning is life. I hope Ver más …

Bibliomancia: No somos los últimos. Una tarde con Massimo Rizzante

Fabrizio y Massimo, Fotografía de Larissa P. Moreno Texto y entrevista por Humberto Morales Bajo el sello de la editorial Ai Trani, Massimo Rizzante ―aprendiz y amigo del novelista Milan Kundera, así como traductor de la obra del escritor checo al italiano― ha publicado en nuestra lengua su libro No somos los últimos. La traducción estuvo a cargo de Carmen Ruiz de Apodaca. Se trata de un ensayo dividido en Ver más …

Soliloquios: Domingos

Al niño no le gustan los domingos. Los detesta. (¿Verdad que los detestas, mi rey?) Toda la semana hace planes imaginarios para esconderse de los domingos. Hay personas que detestan las calabazas, los payasos, detestan bañarse, hacer la tarea, el sonido que hace el gis sobre el pizarrón, el sabor de una cuchara de metal, levantarse temprano… bueno, el niño también detesta todo eso. Eso y la iglesia, al  padre Ver más …

Correspondencias: Anne Sexton (segunda parte)

For Eleanor Boylan Talking With God Anne Sexton  God has a brown voice, as soft and full as beer. Eleanor, who is more beautiful than my mother, is standing in her kitchen talking and I am breathing in my cigarettes like poison. She stands in her lemon-colored sun dress motioning to God with her wet hands glossy from the washing of egg plates. She tells him! She tells him like Ver más …