Jaque Mate

  La partida no duró más de quince minutos. La mitad de esos quince minutos no eran movimiento, sino vacilación y acercar mi mano temblorosa a una pieza, para luego retirarla y seguir pensando un poco más. Él apenas y se inmutaba, dando sorbitos a su copa mientras desplegaba sus caballos y alfiles ante mi defensiva ciega. Cuando dijo Jaque mate debí abrir mucho los ojos, porque me miró con Ver más …

Ornitorrinco: I

Imagen por Adrián Martín Hay que darle forma a este relato de algún modo. Podría arrancar desde cualquier momento, pero elegiremos la mañana, porque quizá nos otorgue algo de claridad pensar en el día temprano, cómo se abre ante nosotros, en blanco, y luego le seguimos la corriente a partir de ahí. Y es que era temprano cuando Luz se levantó. Inclusive se podría decir que el cielo se estaba Ver más …