Ornitorrinco: II

Mauricio y su esposa Ana nunca han tenido los mismos horarios: rara vez, por ejemplo, les da hambre al mismo tiempo, casi nunca duermen a la misma hora y salir de la cama juntos por la mañana ha sido descartado desde hace mucho. Como el movimiento en las manecillas de un reloj que cada hora evita se encuentren más de una vez, sus vidas individuales funcionan perfectamente sin dejar de Ver más …