Soliloquios: La tristeza no es un asunto industrial, de Rosario Loperena

  …así como ciertas flores nacieron postradas, y no poseen más lenguaje que su cuerpo viendo al sol, así nosotros, con la única diferencia de que uno no sabe que no es una flor y puede cambiar su postura.   I. Debajo de la almohada se alojan sueños que no quieres que vea. Las atrocidades (invisibles) cometidas en las horas de amor. La duda es la más firme declaración de Ver más …

Soliloquios: Pequeño manual de anatomía masculina, de Analía Pinto

  Sus uñas Son los lejos que a veces quedan cerca coribantes de un sueño que se pulsa a sí mismo en el cordaje exacto de mi espalda almuecines que llaman a la oración en horas destempladas y circunflejas pequeñas porciones de córnea habilidad que se deslizan por el mástil de mis días astutas y traicioneras como el áspid que en el trémolo de sus manos se subliman miniatúricas cuerdecillas Ver más …