Urbes globales, modernas y arcaicas

El mirador es un lugar y es un sujeto. Ver y mirar no son lo mismo (como tampoco lo son oír y escuchar, o tocar y palpar). Al ver recibimos datos ópticos provenientes de los objetos; al mirar cargamos los objetos con intenciones, intereses e interpretaciones provenientes de nosotros mismos. La visión es inocente y meramente sensorial; la mirada lleva siempre una carga: es maliciosa o bondadosa, intolerante o tolerante, Ver más …